domingo, 17 de julio de 2016

TARTA DE TATÍN...

...DE PLÁTANO.
La tarta TATÍN, es una tarta clásica en la historia de la repostería, de origen francés ya en una publicación anterior hable sobre tan delicioso postre, pero por si queréis recordar os dejo el link:
HISTORIA TARTA TATÍN.
A mediados de semana el calor hizo una tregua así que me atreví a utilizar el horno, ademas que tenía ganas de una tarta casera.
Ahora he elaborado una tarta parecida a esta deliciosa tarta pero con plátanos a su vez he cambiado la masa friable con masa de un bizcocho casero. Vamos con la receta.
INGREDIENTES Y ELABORACIÓN.- 6 huevos, 160 gr de azúcar para la masa del bizcocho, una pizca de sal,  160 gr de azúcar para el almíbar, 250 gr de harina, 20 gr de royal, 15 gotas de extracto de vainilla, 650 gr de plátano cortado en ruedas intentar cortarlas del mismo grosor.
Mientras dejamos en la batidora que los huevos con el azúcar y la pizca de sal doblen el volumen hacemos el ALMÍBAR CARAMELO y caliente cubrimos toda la superficie del molde que vamos a utilizar para hornear la tarta, enseguida colocar las ruedas de plátano, así mismo por toda la superficie.
Cuando ya tenemos los huevos batidos con el azúcar y la sal añadir la harina y el royal que tamizaremos con antelación, poner la vainilla y dejar que se mezcle todo en velocidad suave.
Como tenemos preparado nuestro molde con almíbar y las ruedas de plátano, distribuimos toda la masa cubriendo toda la fruta. Hornear a 180 grados por 40 minutos, los grados y el tiempo no son exactos ya que los hornos ya sean de las mismas marcas son un mundo.
Luego sin dejar que este del todo fría en una bandeja des moldar y la tarta nos quedará invertida.
Es una tarta suave jugosa y por supuesto DELICIOSA, que se pude hacer con otros tipos de fruta.





2 comentarios:

Marisa dijo...

Holaaa, que riquísima tarta, con plátano tiene que tener un sabor increíble. Hay que ver lo bonita que ha quedado, extraordinaria de principio a fin.
Un besoooo

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Vaya pinta rica que tiene, con un caramelizado que enamora, una buena tarta.
Besos.